miércoles , 13 noviembre 2019
Inicio » La región » Concejal Juan Martín Garay: Un orgánico

Concejal Juan Martín Garay: Un orgánico

Por Gustavo Baccón, para La Colonia.

Aunque cuando éste cronista pidió una auto definición al concejal de la capital departamental, su respuesta fué: «Un Justicialista de 37 años, afiliado al PJ hace 22. Un vecino más, con una circunstancial responsabilidad distinta a otro vecino. Amante del Boxeo y de la escritura. Amigo de los amigos y un simple compañero Peronista.», es claro que no es así.

De perfil moderado, buena presencia en medios y redes, cauto y conservador en el discurso; pero a la vez, comprometido. Alguien que en los momentos duros (y durísimos), atiende su teléfono siempre. Y ése número lo tenemos todos, lo que no es poco comparativamente.

Pensé que sería una buena nota para éste 9 de julio, dónde pareciera que el frío -además de pobres- mata hasta las ganas de debatir, de pensar, de disentir; pero sobre todo, de sentir al compañero, al vecino cómo un par. Rompimos el hielo con Juan Martín, y no falló.

LC: ¿puede definir la palabra «injusticia»?

JMG: «La injusticia para mi es toda situación o vivencia en la que a cada persona le sean vulnerados sus derechos y más aún cuando no pueda reclamar por ello, por falta de apoyo, voz o atención. Es falta de justicia, y desde mi visión de la vida, falta de justicia social. Que no es lo mismo que asistencia o atención social.»

LC: ¿El Peronismo actual (Local, provincial o nacional) es una buena herramienta para luchar contra la injusticia?

JMG: «El Peronismo es un sentimiento, el Justicialismo es un pensamiento, claramente la única herramienta de transformación social que existe es el Movimiento Nacional Justicialista.»

LC: Si tuviera que recordar alguna iniciativa, o participación, a nivel local como concejal; que  siente, lo ayudó a combatir la injusticia, ¿cual sería?

JMG: «La participación directa junto a Marianela Marclay, en conjunto como concejales y luego con ella como Secretaria de Desarrollo Social y Educación del Municipio estando sobre cada situación conocída por nosotros que requería atención. Estamos permanente en contacto con el dolor ajeno, nadie viene a saludar o agradecer (no pretendemos eso), todos vienen con algún dolor, algun problema producido por injusticias de la vida y uno como funcionario público debe brindarse entero por entero, no sólo preocuparse sino ocuparse. Mi teléfono es único y lo tienen todos, estoy cerca de los vecinos porque a ellos me debo, ellos y yo somos iguales pero con distintas responsabilidades nada más. Hay un diálogo horizontal entre nosotros.»

LC: ¿Juan Martín Garay nos da la primicia de qué lugar va a ocupar a partir del 10 de diciembre?

JMG: «Hasta el 10 de diciembre seré Concejal, al día siguiente deberé presentarme a las 7 de la mañana en mi trabajo, en el Registro Público de la Propiedad Inmueble, del que soy empleado de planta y en el cual tengo licencia política sin goce de haberes. No he hablado nada ni me han dicho nada en cuanto a ofrecimiento de algún cargo. Acompañare a Martín Oliva sin condicionamiento alguno, creo que hará una muy buena intendencia porque claramente interpreta la naturaleza del tiempo que viene. Lo nuestro es la gente, el pueblo, no un cargo.»

LC: Como cierre: ¿Acepta definir diez nombres de la política nacional y local, que le daremos, con una sola palabra?

JMG: «Si acepto con gusto.»

LC: Alberto Fernández.

JMG: «Una esperanza»

LC: Son dos palabras… (Risas) Cristina Kirchner

JMG: «Una líder»

LC: Mauricio Macri

JMG: «Un defraudador.»

LC: Miguel Pichetto.

JMG: «Un orgánico»

LC: Gustavo Bordet

JMG: «Excelente administrador»

LC: Sergio Urribarri

JMG: «Un soñador»

LC: Edgardo Kueider

JMG: » Un eficaz en su función»

LC: Eduardo Lauritto

JMG: «El Mariano López de éste siglo»

LC: René Bonato

JMG: «Un dirigente respaldado por los votos»… (pero) le faltó uno, estimado.»

LC: ¿No pregunté por ninguna mujer?¿que opinión le merece?

JMG: «Entonces dos preguntas, esta y otra más respecto de un dirigente que le faltó.  Este es el siglo de la mujer, Concepción del Uruguay (y porque no el Departamento) necesitan «oler el perfume de este tiempo», el de la mujer. Falta una legisladora por este departamento y falta una Intendenta en Concepción del Uruguay (aún no ha habido mujer intendente, si legisladora en otros tiempos). Ambos desafíos para el tiempo que viene.
(
insiste: )Le falta uno, un dirigente por preguntar. El hombre de la transición en Concepción del Uruguay, el que viene por 4 años a ser intendente»

LC: Oliva, ¿Va a poder desarrollarse??
No son pocos los que vaticinan falta de poder, ya sea por los múltiples candidatos de la interna; que fraccionaron el voto PJ, o porque no podrá contener a todos esos sectores internos, o porque no tiene reelección…

JMG: «Oliva podrá, y mucho más. Conformamos un espacio que no se agota en el 2023. Tenemos compañeras y compañeros preparados para cuando llegue el momento de tomar la posta. Internas habrá, seguramente, y no es malo, enfrente tendremos un peronismo y de este lado, nosotros, preparados; con las puertas abiertas y dispuestos a seguir gestionando por la ciudad.

Oliva será un muy buen intendente. Tiene capacidad de escuchar, empatia, compromiso y sabe trabajar en equipo. Será un muy buen administrador y gestor.»

LC: ¿Puedo incluir un 11?¿Y pedirle que desarrolle, como desarrolló este último?

JMG: «Meta»

LC: Mujer, del interior del departamento, hizo un papel digno en el 2017 y se fue a su casa. ¿Quien es (¿Fué?) Valeria Gómez?

JMG: «Puede ser ella o cualquiera, compañeras preparadas, con ganas y capaces hay. Si se concreta la reforma política en Entre Ríos, la posibilidad de la BUP (Boleta Única de Papel) cubre con su manto a todas y todos quienes quieran representar a sus vecinos. Pone en plano de igualdad a quienes se presenten a la consideración de los ciudadanos.

Dice el General Perón que en política nada se regala, todo se conquista. Ella o cualquiera de las compañeras deberán presentar batalla y tratar de ser electas, algo que le vendría muy bien al Peronismo del departamento Uruguay. Como dije, el perfume de esta presente, es el de las mujeres. Ojalá se concrete en los tiempos por venir.»

Culmina un cálido diálogo. Garay se lo merecía. No siempre fue así. Tuvo que soportar más de una vez, el apremio de la acción, de la crisis, de la diferencia cuasi ideológica frente a algunas cosas con el autor. Entonces le debía éste pequeño oasis.

Garay, es una rareza en el departamento Uruguay; dónde los dirigentes pregonan diálogo en las publicidades, pero presionan desde los escritorios prestados por una formal democracia. Fuertes con los débiles y débiles ante las corporaciones. Juan, en estos cuatro años de concejal, trató de diferenciarse.

Comentarios

comentarios