miércoles , 21 noviembre 2018
Inicio » Novedades » Después de más de 70 años regresó a Las Moscas

Después de más de 70 años regresó a Las Moscas

Por Gustavo Baccón, para La Colonia

El 15 de octubre de 1936, nacía en una casa cerca de la escuela 37 de Las Moscas, camino al Raigón, don Miguel Ángel Rojo. Su mamá, Nélida Baccón, era segunda generación de piamonteses en Argentina, mientras que su papá, Narciso Rojo, era descendiente directo de españoles.

Allí transcurrió su niñez, a los siete años alcanzó a cursar en la vieja escuela Misia Clementina; más luego sus padres se mudan a Basavilvaso, comenzando un largo periplo que lo alejó de su Las Moscas natal por algo más de 70 años. Éste 2018, con casi 82 años (los cumple Mañana) decidió darse una vuelta por la  localidad que lo vió nacer, de paso arrimarse al “Encuentro Mosquero” (Un evento que hace ya varios años se realiza, y que logra con creces su objetivo: Reencontrar a los “Mosqueros” que debieron emigrar pero que no olvidan su pago).

Miguel se radica en Córdoba luego de terminar el secundario,  se recibe de médico y comenzó a ejercer su profesión en la provincia mediterránea; pero a mediados de los ochenta cambia radicalmente su vida y se muda al sur Argentino, en la provincia de Neuquén. Si bien reconoce que en los 70 una vez retornó a la zona, a visitar su abuela y pescar en el Gualeguay, nunca más recorrió las calles de Las Moscas. Deuda que saldó estos días.
Visitó la escuela Nº 25 donde donó libros, conversó con docentes y alumnos, un poco contando su historia, un poco incentivando a los chicos a que luchen por sus sueños. “No sigan mi ejemplo” les dijo. “No se vayan del pueblo”, todos sabemos que en sus épocas era muy difícil lograrlo, y en estos tiempos tampoco es tan fácil.

En la escuela N 37 Misia Clementina

Caminó las calles, acompañado de su anfitrión “Japeto” Dening, quién comenzó brindándole hospedaje y terminó siendo un verdadero guía y amigo en éstos días. Ayer recorrimos la Colonia de la escuela 37, los cementerios de Las Moscas y Villa San Marcial donde tiene familiares, y hoy nos veremos en el “reencuentro” donde vendrán algunos primos, sobre todo de Concepción del Uruguay.
Charlas interminables, preguntas sobre algún vecino que lleva décadas fallecido (Siempre pasa en estos casos) y anécdotas de la vida fueron la agradable comidilla de quienes compartimos estos días con el doctor Miguel Rojo.

A: FELIZ REENCUENTRO, MOSQUEROS!!!

Durante su visita a la escuela Nº 25 donde entregó libros.

Comentarios

comentarios