Inicio » Novedades » El buque que se hundió en el Puerto de Colón y medio siglo después se dejó ver por la bajante

El buque que se hundió en el Puerto de Colón y medio siglo después se dejó ver por la bajante

Fuente: El Entre Ríos

A comienzos de este año, cuando aún no tomábamos la dimensión de lo que significa poder salir a recorrer –mate en mano-, los atractivos históricos y turísticos que tiene la ciudad de Colón, nos veíamos sorprendidos por la extrema bajante del río Uruguay que hasta llegó a estar por debajo de la línea de los 0,50 centímetros en el puerto local.

Por Diego Pierotti

Esa bajante, que por lógica también exhibió el Paraná y tuvo gran repercusión al descubrirse una malla que protege la parte superior del túnel Subfluvial que la une con Santa Fe, también le permitió a los colonenses observar parte de la rica historia que permanece sumergida en su costa, debajo de las aguas del “Majestuoso”.

Es que además de las tres embarcaciones que lucen encalladas prácticamente en las playas de la ciudad, en sectores que lógicamente no están habilitados para los bañistas, hay otras tantas que en épocas de gran navegabilidad y pleno desarrollo portuario de la zona, sufrieron distintos percances y terminaron hundiéndose.

Una de ellas fue el Buque Motor “Urquiza”, que de una manera muy particular, se hundió amarrado al Puerto de Colón, cargado de canto rodado que horas más tarde iba a trasladar a Buenos Aires. Esto sucedió un martes 26 de agosto de 1969 y gracias a la bajante de meses atrás, medio siglo después, pudimos observar parte de la popa y la proa de esa embarcación denominada “gabarra”.

Ese avistaje nos motivó a navegar –en concordancia con el tema- en el archivo de “El Entre Ríos” para indagar el porqué de tal suceso, porque resulta poco frecuente que una embarcación se hundiera estando amarrada en un puerto. “El hundimiento se habría producido por la rotura de la quilla en el centro del casco, prácticamente partido en dos”, indicó el parte oficial de Subprefectura Colón en aquel momento.

El buque motor “Urquiza” pertenecía a una Arenera de San Isidro y había cargado 350 toneladas de canto rodado en una cantera de la zona, antes de atracar en el muelle de Colón a las 18 horas del martes 26 de agosto de 1969. En ese momento sus tripulantes bajaron para realizar algunas diligencias en comercios de la zona y a bordo solamente quedó un marinero de guardia.

La crónica de “El Entre Ríos” indicó que en un momento dado se escuchó un estallido y en contados instantes la embarcación se fue a pique, quedando visible solamente parte de la proa, en parte sostenida por sus amarras. El único tripulante, alertado por el ruido, alcanzó a escapar sin problemas.

Enseguida, personal de Subprefectura Colón se aproximó a la embarcación en una lancha y alcanzó a rescatar elementos de navegación, el equipo de radio y otros efectos.

Días más tarde, personal de Subprefectura Marítima realizó trabajos de buceo en el casco del “Urquiza” y recuperó elementos pertenecientes a los tripulantes y documentación del barco, a la vez que analizó posibilidades de reflotamiento con la intención de liberar el muelle.

Sin embargo, los años pasaron y esto no sucedió, en principio por no contar con los medios adecuados y con el correr de los años porque definitivamente nuestra zona dejó de tener el desarrollo portuario de otras épocas.

Comentarios

comentarios