Inicio » Novedades » Microturismo: El Pueblito de Fermín Chavez

Microturismo: El Pueblito de Fermín Chavez

Las opciones que ofrece nuestra región, de pasar un día distinto son infinitas.

Así, pasando Nogoyá con rumbo a Paraná, apenas salidos del égido un cartel nos indica la dirección a «El Pueblito». Es un paraje con algún caserío a 24 km de esa ciudad.

Caminos montieleros, aunque de ripio, traen reminiscencias de antiguos pasajes; eso ofrece el camino a «El Pueblito»

 

La comisaría que hace referencia a «Don Cristóbal Segundo» el distrito perteneciente, y una iglesia bajo la advocación de Nuestra Señora del Rosario.

Hasta aquí, paisaje montielero, montes del espinal, casas viejas, mucha soja y unos puentes de hierro de una sola mano tan largos como bellos. Pero no es sólo eso lo que nos llevará a «El Pueblito». Es la historia de un hombre, que fue capaz de quedar en la gran historia nacional, y su  tumba, en la iglesia de marras: Don Fermín Chavez.

Fermín Chávez

Periodista, historiador y militante peronista, nació en El Pueblito, Nogoyá (Entre Ríos) el 13 de julio de 1924.
Estudió Filosofía y Teología desde muy joven y finalmente se volcó con pasión a la Historia. Publicó más de 40 libros sobre Historia Política y  sus investigaciones sobre López Jordán y sobre Juan Manuel de Rosas hicieron de él uno de los más importantes representantes del Revisionismo Histórico
A través de su gran amigo, el poeta entrerriano José Luis Fernández Unsáin que era Director del Teatro Nacional Cervantes, se integró al equipo de la Secretaría de Cultura de la Nación a cargo de José María Castiñeira de Dios en los años 50, conociendo en aquellos días a Eva Perón en la Peña de escritores que llevaba su nombre.

La tumba de Fermin Chavez, bajo una añosa tipa, en el patio de la parroquia de «El Pueblito»
La placa principal reza: «Instituto nacional de revisionismo histórico Argentino e iberoamericano Manuel Dorrego Al maestro revisionista Fermín Chávez en el aniversario de su nacimiento 1924 13 de julio 2013» y lleva la firma de Pacho O Donell

Ninguno de estos datos alcanza a definir lo que fue Fermín Chávez. Fermín fue un hombre sencillo, austero, un estudioso sin lujos, un militante de todas las horas. Su figura chiquita, con su gorra y el pañuelito al cuello era familiar en los sindicatos y las unidades básicas porque siempre que lo requerían, contaban con su presencia.
En el lugar existen varias placas conmemorativas, una, la más grande, es la del Instituto Nacional de Revisionismo Histórico Argentino e Iberoamericano, firmada por el entonces presidente (Año 2008) don Pacho O Donell.

Para los amantes de la literatura, de la historia, y porque no, para los amantes de la política, un lugar distinto, a unos cien kilómetros de nuestra región que ofrecerá un viaje muy placentero y una estadía, que seguramente será breve, pero novedosa y enriquecerdora.

Comentarios

comentarios