Inicio » Agropecuarias » No todos en el campo están bufando por las retenciones: Varias economías regionales quedaron conformes

No todos en el campo están bufando por las retenciones: Varias economías regionales quedaron conformes

Fuente: Bichos de campo

Al anunciar el incremento de las retenciones a la soja, el presidente Alberto Fernández estableció con claridad que ese sería el único cultivo que recibiría mayor presión fiscal, pero que habría otros 25 productos que no sufrirían cambios o incluso bajarían, por lo menos a los niveles que tenían antes de la suba previa de ese tributo, en diciembre pasado.

En ese sentido, el gobierno cumplió y en el nuevo esquema de retenciones contempla una baja en la alícuota de 22 productos:

Girasol                                  7% (-5 p.p.)
Aceite de Girasol                  7% (-5 p.p.)
Harina de trigo                      7% (-2 p.p.)
Maní                                     7% (-5 p.p.)
Lana sucia                            7% (-2 p.p.)
Pescado congelado              7% (-2 p.p.)
Arroz con cáscara                6% (-6 p.p.)
Harina de maíz                     5% (-4 p.p.)
Arroz pulido                          5% (-4 p.p.)
Carne porcina                       5% (-4 p.p.)
Embutidos                            5% (-4 p.p.)
Carne ovina                          5% (-4 p.p.)
Lana limpia                           5% (-4 p.p.)
Girasol confitero                   5% (-7 p.p.)
Maíz pisingallo                      5% (-4 p.p.)
Maíz flint envasado               5% (-7 p.p.)
Arvejas                                  5% (-4 p.p.)
Porotos                                 5% (-4 p.p.)
Garbanzos                            5% (-4 p.p.)
Lentejas                                5% (-4 p.p.)
Pescado fresco                    5% (-4 p.p.)
Pescado en filet         5% (-4 p.p.)

Por esta decisión, varias entidades vinculadas a productores de estas ramas beneficiadas mostraron señales de agredecimiento por la menor presion fiscal que recaerá sobre ellas.

Muchas de esas economías regionales están agurpadas desde hace un tiempo bajo el paraguas de la CAME (Confederación de la Mediana Empresa). Desde esa entidad se recordó que enviaron 130 notas dirigidas al ministro de Agricultura, Luis Basterra, a fin de que los derechos de exportación de los productos de las economías regionales no superen el 5%, como definía la Ley 27.541. La entidad elogió que “lo solicitado se concretó mediante la publicación en el Boletín Oficial del Decreto 230/20, que modifica las alícuotas de los derechos de exportación”.

“Dentro de las 606 posiciones arancelarias detalladas en el anexo de la norma, hay una cantidad de productos agroindustriales que fueron finalmente considerados como economías regionales y cuya alícuota se estableció en un 5%. Nuestro reclamo no solo fue escuchado, sino también parcialmente atendido”, aseguró Eduardo Rodríguez, presidente del área de Economías Regionales de CAME.

De todos modos, el sector de Economías Regionales de CAME reafirmó que considera las retenciones como “un impuesto distorsivo que impacta negativamente en el precio pagado al productor pyme”, aclarando que el deseo de todos los productores es no tener que pagar un tributo sobre la exportación de sus mercaderías.

Desde el sector arrocero también llegaron reconocimientos para el gobierno. El titular de la Federación de Entidades Arroceras de Entre Rios, Jorge Paolini, recordó que la baja de retenciones a ese cultivo regional de Entre Ríos y Corrientes había sido reclamada junto a las aurtoridades provinciales. “No tenemos que decir nada, porque es lo que pedimos. Pocas veces vas con el ministro de la Provincia y le planteas al gobierno nacional lo que necesita, y se termina consiguiendo”, sostuvo Paolini.

La Cámara de Procesadores y Exportadores de Maíz Pisingallo (CAMPI), en tanto, emitió un comunicado en el que “celebra la decisión del gobierno nacional de establecer una alícuota al maíz pisingallo del 5% reconociendo el agregado de valor, la generación de empleo industrial de empresas Pymes argentinas y el carácter de economía regional del sector”.

En ese sentido, la entidad indicó que la que representa “es una industria consolidada que exporta a más de 100 países, da empleo directo a 1.250 personas y 2.500 de manera indirecta y cuenta con 51 plantas industriales radicadas en cinco provincias con fuerte impacto regional”.

La Cámara Argentina del Maní (CAM), por su parte, expresó su satisfacción de los productores pertenecientes a esta economía regional con raíces en Córdoba lograron una rebaja de retenciones que las coloca en un 7% para el maní blancheado y en 5% para el maní confitería. Esa organización remarcó las gestiones realizadas a través del Ministerio de Producción de Córdoba y los Ministerios de Desarrollo Productivo y Agricultura de la Nación. “Creemos que es un primer paso positivo hacia la agenda de trabajo para los próximos años a ser desarrollada en conjunto con la provincia de Córdoba y el gobierno nacional”, afirmó.

Comentarios

comentarios