miércoles , 20 noviembre 2019
Inicio » Novedades » San José: Campesinos abandonados y con amenaza de desalojo

San José: Campesinos abandonados y con amenaza de desalojo

Días pasados, dimos cuenta de la situación de tres familias misioneras, abandonadas en la localidad de San José. (http://www.lacoloniafm.com.ar/agropecuarios-protestaron-en-san-jose/)

Allí describíamos que:

Los productores instalados en la ruta que une Colón con San José, vendiendo su pequeña producción.

Los mismos (Pequeños productores agropecuarios misioneros) fueron traídos por particulares a través de engaños, desde Misiónes; abandonados en terrenos provinciales inutilizados por décadas;  pero a la vez que los mismos comienzan a ser productivos gracias a la labor de éstas familias; se judicializa y consigue una orden de desalojo, sin respuesta concreta por parte del gobierno local y provincial.

Oscuros intereses inmobiliarios, sobre terrenos del estado, parece ser la hipótesis mas creíble.

Aunque median la explotación por parte de particulares (Que tienen nombre y apellido, son vecinos pudientes de la región) que no está ausente del entramado.

Un problema bastante generalizado, ya que la intendente de San José reconoció que no es el primer caso; y los que vivimos en el oeste departamental, estamos casi acostumbrados a que mano de obra misionera, permanezca internada en los montes trabajando largas temporadas en dudosas condiciones.

Hoy: Amedrentamiento Policial

Julio Rodríguez Signes, Fiscal de Estado de la provincia de Entre Ríos

En las últimas horas de esta tarde, primeras horas de la noche de hoy jueves; policías de la provincia de Entre Ríos -en un móvil no identificado- y que al decir de ellos, recibían órdenes del fiscal de la provincia Julio Rodriguez Signes, ingresaron a la finca donde viven las familias. Un testigo afirmó a La Colonia, que fueron identificados por el personal de marras, cosa que sucedió incontables veces en el último tiempo, a la vez de que los habitantes eran increpados para que abandonen el predio urgentemente y de manera voluntaria, ya que en las próximas horas serían «sacados por la fuerza» en ejecución de una supuesta orden judicial. Los moradores afirmaron que fueron presionados a los gritos por el personal policial, cosa que incluyó gritos a los chicos que ali residen. Continuando con el relato de lo sucedido, contaron que al ser indagados por el horario del procedimiento, primera hora de la noche, adujeron que no encontraban el lugar; a lo que nuestros interlocutores rebaten diciendo que han sufrido innumerables requisas, y que la policía conoce perfectamente el predio.

Las Autoridades Políticas Conocen El Problema

Christian Acosta, UTT Entre Ríos

Según Christian Acosta, referente regional de la UTT (Unión Trabajadores de la Tierra, el sindicato que nuclea a los pequeños productores agropecuarios, y que tomó cartas en éste asunto) «Nosotros venimos, hace dos meses desde que nos enteramos de ésta situación, pidiendo una mesa de diálogo con la provincia y al episcopado (Una parte de los terrenos ocupados, son del episcopado) a la provincia, a través de la intendenta de San José, señora Irma Monjo, y al episcopado a través del padre Toller, párroco colonense.
A los dos, hemos presentado nota, para que se allane el camino para encontrar una solución a ésto. Eso hasta ahora no ha sucedido.»

«También está al tanto el intendente electo de San José, Gustavo Bastián, como así también el senador electo por el departamento Colón, Santa Cruz. El intendente Actual de Colón, Mariano Rebord y la actual senadora, Miriam Lambert, también fueron puestos al tanto por nosotros. Es decir: Todos los actores de la política, del departamento Colón, están al tanto de la situación»

«Lo que sucede aquí, es que la provincia de Entre Ríos, el gobernador Bordet, ha tomado la decisión de desalojar éstas familias; sin dar una propuesta de solución. Esto también quiero que quede claro.»

Irma Monjo «Nadie se contactó conmigo»

Irma Monjo, intendenta de San José.

La intendenta de San José, Irma Monjo, en diálogo con La Colonia, dijo no ser la encargada de formalizar la mesa de diálogo.

LC:  ¿Sabe que anoche, y ayer por la tarde, las familias misioneras asentadas en Pueblo Blanco;  recibieron la visita de personas que decían ser policía de Entre Ríos, en un auto sin identificar, y que los increparon para que abandonen el predio, además de asegurarles que ya prácticamente está la orden de desalojo?

IM: «No tengo ninguna información oficial, ( nunca la tuve), el tema es tratado por Fiscalía de Estado.

LC: Según Christian Acosta,  la UTT pidió una mesa de diálogo a través suyo, con el gobierno provincial.
¿Esto es así, pudo avanzar en ese sentido?

IM: «Nadie se ha contactado conmigo y todo lo que sé, es lo que Christian (Acosta) y Ariel (Ortega)(Ambos de la UTT)  me contaron, con respecto a lo de ayer.
Y por la mesa de diálogo, tampoco tuve convocatoria de ningún sector.»

LC:  ¿Entonces usted no era la encargada de convocar la mesa de diálogo?

IM: «La verdad, No.»

Secretaría de Producción tendría la  llave de la solución

Alvaro Gavás, secretario de la producción de Entre Ríos

En otro párrafo de su charla con La Colonia, Christian Acosta aseguró que: «Mientras la secretaría de la producción (A cargo de Álvaro Gabás) se sienta a entregarle tierra de la provincia, a la Federación Agraria, a la Mesa de Enlace, a la Facultad de gastronomía de Oro Verde que defiende el agronegocio en la provincia -que forma a los profesionales, a travéz de la COPAER (Colegio de Profesionales de la Agricultura de Entre Ríos)- y que forma a los profesionales, con una de las representantes del agro negocio en la provincia -hace las capacitaciones obligatorias-( Se refiere a la Sra Magdalena Signoni Gerenta de una empresa proveedora de agrotóxicos de la ciudad de victoria)   entregandole las tierras de la provincia al agronegocio. Por otro lado, lo que hacen, es no convocar a las organizaciones del verdadero campo; A tomar una decisión sobre Guardamonte (*) y el acceso a la tierra. ¿Y que hacen con las familias campesinas? Hacen desalojos violentos, como el que quieren hacer en San José.»

La UTT tiene una postura clara respecto a oponerse a los sucesivos decretos que ha emanado el gobernador Bordet, respecto a la distancia a la que se pueden fumigar los agrotóxicos en las escuelas, son además críticos del funcionario, por lo que ellos consideran, una sociedad explicita entre el sector del agro negocio y el gobierno de Entre Ríos. Por otro lado, custionan la falta de políticas de apoyo a otros sectores del campesinado,  como lo son los pequeños productores, los productores agroecológicos o, cómo en el caso de San José, con una falta de comprensión del drama de los desalojos, o más bien, impulsándolos.

Intentamos comunicarnos con el padre Néstor Toler, sacerdote de la iglesia católica de Colón, como representante de la diócesis propietaria del predio; pero al cierre de ésta nota no obtuvimos respuesta.

Finalmente, La Colonia preguntó a Acosta; porqué, él afirmaba que la intendenta de San José, Irma Monjo, dijo que nadie la había contactado; para ser la solicitante de una mesa de diálogo con las familias de pequeños huerteros que quieren desalojar en ésa ciudad, a lo que el sindicalista nos mandó la siguiente nota de ingreso a la Municipalidad de San José:

 

 

 

(*)Guardamonte: Una expropiación sin destino

Las escena sorprende. El lugar también: los campos expropiados a Mario Yedro (Ex legislador concordiense). El proyecto consiste en erigir allí una «aldea productiva» de 100 familias, pero algo lo frenó. Por ahora, a las casas nuevas sólo las usan las hormigas.
La extensa nota de El Entrerrios, a continuación, hace una reseña de lo que sucedió en ésta pequeña población del departamento Tala. Vale la pena recordarlo:

El caso del ex senador Mario Yedro no tiene fin. Luego de la sentencia judicial y de la intervención de la Justicia la provincia avanzó en la expropiación de sus tierras. Yedro fue condenado por enriquecimiento ilícito en 1996, tras una denuncia periodística de la Revista Análisis, por lo cual también se le expropiaron los campos, valuados en 6 millones de dólares, que fueron derivados al Consejo General de Educación. No obstante, Yedro resistió la cesión de tales terrenos, por lo cual se le inició la causa por usurpación.La provincia, en tanto, impulsó un proyecto para aprovechar el campo expropiado para crear una «aldea productiva», donde un centenar de familias puedan desarrollarse como criadores de cerdos. Sin embargo, la propuesta, que fue muy promocionada, aún no prosperó.
Casi como una aparición, 50 flamantes viviendas amplias, de excelente construcción, se levantan en medio de un campo ubicado a pocos kilómetros de la localidad de Guardamonte, en el departamento Tala. Son la mitad de las 100 proyectadas para los futuros habitantes de la Aldea «La Esperanza», que se erigirá ?alguna vez- en el establecimiento que perteneciera al ex senador provincial justicialista Mario Yedro.En las fotos compartidas por Noticias Villaguay -y que fueron subidas hace cuatro meses al Facebook de la Unidad Ejecutora de Programas Especiales del Ministerio de Planificación, Infraestructura y Servicios de la provincia de Entre Ríos- las viviendas están listas para ser habitadas. Es decir, en una provincia donde el déficit habitacional es una de las principales problemáticas, medio centenar de viviendas están abandonadas en medio del monte, sin que nadie atine a dar una explicación.»Se las van a comer las hormigas y los mangangases», graficó un lugareño, en diálogo con el medio de Villaguay.

No hay ?hasta hoy- información oficial acerca de los motivos por los que aún no han sido entregadas; y tampoco se sabe, en realidad, quiénes serán los beneficiarios. Lo único cierto es que, perdidas en medio de los renuevos de espinillos y los pastizales, 50 casas en las que el estado invirtió más de 16 millones de pesos esperan que alguien las habite.

El caso

Cabe recordar que, tras haber sido condenado por enriquecimiento ilícito a comienzos de la década pasada, Yedro fue conminado a devolver al Estado el emblemático campo que había comprado en Rosario del Tala, valuado en más de dos millones de pesos, y a partir del que se empezó a sospechar de su incremento patrimonial. Pero el ex senador se resistió y no abandonó nunca la finca que debía pasar a manos del Ministerio de Educación de la Provincia. Comenzó así una verdadera «batalla judicial» que entabló contra el Estado, caracterizada por una seguidilla de recursos en diversos niveles de la Justicia local, provincial y nacional.

Finalmente, cuando la provincia recuperó el terreno, planificó instalar allí una aldea productiva, con la radicación de 100 familias jóvenes, hijos de productores rurales, para la cría de cerdos. Las viviendas ya están, pero aún nadie las habita.

En febrero de 2012 el gobernador Sergio Urribarri recorrió el campo que se extiende a unas 2.600 hectáreas.»Queremos un desarrollo productivo que contemple la colonización del campo con matrimonios jóvenes como productores que sean respaldados por las cooperativas agrícolas de Entre Ríos. Es un proyecto de producción con fenómeno social», dijo el mandatario entonces. Recordó que ya se realizaron dos reuniones de trabajo en Casa de Gobierno. «Esta es la tercera y la hicimos aquí en el terreno» sostuvo y adelantó que se «delinearon acciones concretas para las próximas semanas». Dijo que se debe tener en claro que «lo que se inicie y se haga debe tener éxito. Y no es poco lo que vamos a iniciar. Estamos hablando de 100 familias que vuelven a la zona rural en una Entre Ríos que se fue descolonizando y despoblando en el campo», dijo pero hasta ahora no ha logrado poblarlo.

Comentarios

comentarios